Entrevista Simeo Ubach

52 0
Fox

Simeó Ubach es uno de esos tipos del paddock que hacen poco ruido.  A primera vista parece introvertido, quizás lo sea, aunque en el trato corto nos queda claro que tiene las ideas muy claras.

Habla y da su parecer sobre la vida encima de su Husqvarna oficial, a la vez que también lo hace en sus estudios de Ingeniería Electrónica. Porque si algo tiene el vigente campeón de España sub18 y actual líder de la categoría de MX2 es el hecho de saber compaginar a la perfección el deporte con su formación académica, un aspecto que está aflorando en los circuitos y del que nos congratulamos desde Onboard Magazine.

Ubach nació un 31 de enero de 1997 en Manresa, pero en la actualidad vive en la localidad, también barcelonesa, de Sant Salvador de Guardiola. Hijo de Ingeniero y Nutricionista, su día a día se basa en los entrenamientos de motocross, en tener una buena preparación física, disfrutar de la espectacular zona de relax en la que se encuentra justo debajo de las montañas de Montserrat y estudiar con vistas a un futuro profesional que pasa por trabajar en robótica. “Me encantaría acabar trabajando en el mundo tecnológico, la robótica me fascina. Espero algún día diseñar robots de construcción”. 

Tanto el motociclismo profesional como las carreras de ciencias requieren de muchas horas de dedicación y empeño, algo que en el caso de Ubach queda claro y, además, sin solaparse la una con la otra. Por ejemplo, el protagonista de nuestra historia es consciente de que debe darle a los codos, pero no puede olvidar el exprimir su mano derecha para dar al gas con coherencia. Es por ello que nos explica que “en La Salle, donde estoy estudiando, me están ayudando mucho, ya que si tengo algún examen que me coincide con alguna carrera en Europa, como fue el caso hace poco del Gran Premio de Trentino, me lo posponen sin ningún problema. La verdad es que no hago todas las asignaturas que debería cursar para estar haciendo primero de carrera, pero las que hago las voy aprobando sin problemas, que al final es lo importante”. 

No obstante, las carreras son las carreras y ni mucho menos aprovecha los largos viajes por Europa junto a su familia para echar un vistazo a los libros. Ubach sabe apartar una cosa de la otra y cuando tiene en mente hacerlo bien sobre los circuitos se aísla para exprimir todo su potencial, que no es poco. “No estudio en la caravana porque no me gusta mezclar las cosas. Cuando estoy con las motos estoy centrado única y exclusivamente en ellas. Tengo que tener la cabeza para lo que tiene que estar”, admite con seria rotundidad.

Su padre, un gran amante de la moto de campo pero mucho más centrado en el enduro, fue el primero que le sentó encima de una moto. “Fue a los cuatro años con una de esas que se llamaban KTM Miniadventure en la plaza de al lado de casa. Como a mi padre le iban más los enduros empecé a combinar los enduros para niños y el motocross y al final, cuando llegué a la categoría de 125cc, me decanté más por el mx porque es a lo que me quiero dedicar”. Sin duda, las cosas no le han ido nada mal en sus años en las categorías menores, puesto que han sido muchos los trofeos que destacan en su palmarés. Por mencionar alguno, Ubach recuerda uno de los años de su paso por 85cc cuando “conseguí un triplete que me hizo mucha ilusión: me llevé el Campeonato de Cataluña de motocross, de enduros para niños y de supercross. Fue excelente”. 

 

La entrevista al completo en en número #49 de Onboard Magazine:

 

MXGP