El gran reto: preparar Maggiora para albergar el MXoN

86 0
Maggiora
24MX

Paolo Schneider, a sus treinta y pocos años, cuenta con la energía, los conocimientos, la astucia y las agallas que se requieren para resucitar el que fuera uno de los más célebres circuitos de motocross de todo el Viejo Continente. Es un tipo que parece estar todavía en forma como para poder tomar parte en el Campeonato de Europa de 250, pero que, junto con su socio y amigo, Stefano Avandero, forma un tándem de caras que se han hecho conocidas en el paddock de los Grandes Premios por sus actividades como emprendedores tras su éxito con la pista italiana, ahora denominada Maggiora Park.

Sentarse a conversar con Schneider, graduado en Economía por la Universidad de Milán, le brinda a uno la oportunidad de apreciar el entusiasmo que muestra continuamente por el motocross, deporte por el que muestra una permanente y deslumbrante sonrisa cuando habla. Resulta fascinante descubrir cómo Maggiora fue un trazado rescatado del completo abandono con el cambio de siglo para acabar convirtiéndose en la sede del GP de Italia durante los tres últimos años. Ahora la pista se prepara para albergar el Motocross de las Naciones en el trigésimo aniversario del MXoN de 1986, disputado en su mismo trazado, y lo hace precisamente en una época en la que se oyen muchas voces que piden el cierre o el cese de la actividad de muchas pistas por motivos medioambientales.

Maggiora

Maggiora

Maggiora Park, situado a unos 40 minutos al norte de Malpensa (el principal aeropuerto de Milán), es ahora un centro vibrante apto para todas las especialidades de la bici de montaña, desde el freestyle hasta el descenso puro. Cuenta incluso con pump-tracks (pistas al estilo de las de BMX que pueden recorrerse enteras sin pedalear, aprovechando los peraltes), tanto indoor como outdoor. También podemos encontrar entre sus instalaciones el KTM E-Cross Centre, el primer parque de MX eléctrico de Italia. Justo a los pies de la pista de motocross encontramos la zona denominada Boxtown: 21 contenedores apilados diseñados de tal modo que permiten albergar una tienda, un centro de servicios, una base de carga solar, un museo y el centro de acogida de los visitantes.

Fox

En la cima de la gran colina de Maggiora (resulta casi imposible ascenderla caminando…) se encuentra el restaurante Balmone, con una zona de bar completamente reformada y una piscina al aire libre. Esta zona es, sin duda alguna, la que ofrece las mejores vistas de las carreras y del valle que envuelve la pista. Maggiora es mucho más que una pista de MX de primerísimo nivel: es un centro de actividades, un negocio muy bien planteado que ofrece muchos alicientes a sus clientes y a los espectadores.

Apenas unos días antes de que Schneider y Avandero presentaran en Milán el 70º Motocross de las Naciones, robamos a Paolo treinta minutos de su apretada agenda durante el GP de Lombardía, disputado en Mantua, para poder indagar de su mano en la historia de Maggiora.

 

Tras unas cuantas carreras disputadas de este Mundial, el MX de las Naciones es algo a celebrar en apenas unos pocos meses. ¿En qué estado está Maggiora de cara al evento?

Estamos trabajando en la nueva pista. Tenemos un nuevo diseño de la parte posterior del trazado que hace que se tarde unos quince segundos más en completar una vuelta. Esta era una prioridad para nosotros, porque nos parecía muy poco girar alrededor del minuto y cuarenta segundos, queríamos situar cada giro cerca de los dos minutos. Hemos tratado de modernizar el trazado, de solucionar lo de que sea una pista con trazadas únicas, ya que era estrecha y famosa por permitir un único carril en la mayoría de los puntos. Nos hemos esforzado mucho para conseguir que tenga más anchura y que permita mayores posibilidades de adelantamiento. Ahora seguimos adelante con la organización, que es similar en algunos aspectos a la requerida en MXGP, pero aquí hay otros puntos que requieren, cuando menos, el doble de medios. Es más complicado en cuanto a logística, pero después de tres años de experiencia acumulada con el Gran Premio de Italia sabemos qué es lo que hay que hacer. La gran diferencia, dado que Maggiora está en unas instalaciones muy compactas y el interés que hemos detectado en el evento con la preventa de entradas, es que vamos a tener un acceso específico para el personal que deba entrar al paddock, como ya se hizo en Francia en el MXoN 2015, en Ernée, y otro para los vips y el público en general. Es una buena solución para descongestionar los accesos. Hemos adquirido más terreno para ampliar la superficie de la pista y destinar más espacio a los espectadores. Maggiora ha cambiado mucho respecto de lo que la gente pueda recordar del año pasado.

 

Resulta evidente que te unen fuertes raíces con este deporte…

El motocross es una gran pasión para mí, y también Stefano, mi socio en los negocios. Corrí durante muchos años en el Campeonato Italiano, y también en el Europeo, pero nunca de forma profesional… Así que la organización de un gran evento como el Motocross de las Naciones es un gran sueño para mí. Desde un primer momento nos fijamos en Maggiora como un lugar donde poder realizar grandes acontecimientos, porque cuando fuimos allí nos transmitió la sensación de que estábamos en un lugar muy especial. Llegar al trazado desde el pequeño pueblo de Maggiora y encontrarte con estas amplias zonas llenas de público hasta los topes… Creemos que el público quiere ser parte de este lugar tan mágico. Y si deseas organizar eventos de gran magnitud, necesitas unas buenas cifras de asistencia… Maggiora es un circuito emblemático, toda una leyenda para los aficionados.

Monster_GPItaly_R09_2015_82A0058

Maggiora

 

¿Qué problemas se dieron allí con anterioridad? Recuerdo mucho escepticismo cuando a principios de la década se rumoreaba la vuelta a los GG.PP. de Maggiora… El circuito se encontraba en un grave estado de abandono…

Se cerró en 2000 después de celebrarse allí el GP de 250 de 1999, porque hubo grandes problemas con los terrenos, que no pertenecían al promotor. Se mantuvo cerrado durante diez años. Nuestra idea era algo así como un sueño, así que Stefano y yo decidimos perseguirlo. Nos dirigimos a las Administraciones locales, explicando a todos los estamentos que nos gustaría poder albergar allí este evento. No es fácil gestionar en Italia toda la burocracia que se requiere con los políticos y las instituciones, pero nos las apañamos para conseguir comprar todos los terrenos.

 

Ese ha debido ser un proceso muy laborioso…

Fue muy difícil, porque los terrenos eran propiedad de… ¡una treintena de personas distintas! Me dirigí a cada uno de ellos y les dije: “Bueno, queremos hacer esto…”. Me llevó todo un año conseguir cerrar la compra de los terrenos. Tras eso, hablar con Giuseppe [N. del R.: Luongo, presidente de Youthstream] fue fácil porque él sabe lo que significa Maggiora para el MX. Se mostró entusiasmado con el proyecto y nos dijo que si podíamos arreglar la situación en torno a la pista, que podríamos contar con el apoyo de Youthstream. Tener a Maggiora de nuevo en el calendario de MXGP era muy bueno, y en cuanto a la ubicación, es una pista perfecta, porque queda bastante céntrica y está cerca de Suiza y Francia. Youthstream nos apoyó incondicionalmente. Así que era un reto difícil, pero tras tres años de Mundial, podemos decir que estamos muy satisfechos de lo que hemos hecho allí.

 

¿Hubo algún momento en que pensaras que quizás no podríais llevarlo a cabo?

A veces, sí. Hubo tres situaciones distintas en las que pensamos eso. Lo primero fue antes de conseguir cerrar un acuerdo con Youthstream, pero eso resultó finalmente ser lo más sencillo. Luego vino lo de las tierras: debíamos ponernos de acuerdo con treinta titulares o grupos de propietarios, y cerrar otros tantos pactos por escrito. El tercer momento que nos hizo preocuparnos fue el de conseguir licencia de utilización de las instalaciones para ocio y deportes de motor, pues los antiguos permisos habían expirado. Fue muy difícil renovarlos, ya que a medida que te acercas a cada una de las instituciones les has de explicar detalladamente todo lo relativo a eventos a organizar, posibles impactos sobre el medio ambiente y planes para minimizarlos, el personal que emplearás, los beneficios que obtendrán las zonas colindantes en forma de impacto económico y social…

 

Sé que Steve Dixon aprendió muchísimo acerca de la planificación de eventos al intentar poner en marcha Matterley Basin y llevar a cabo la organización del Gran Premio de Gran Bretaña; ¿tú también has aprendido mucho por el camino? ¿También has descubierto cómo lidiar con los políticos, por ejemplo?

¡Sí! En Italia juegan un papel importante. Hay muchas comisiones y organismos o estamentos, como la Policía y otros cuerpos, que deben ser consultados para obtener el permiso final para organizar un evento. Es necesario estudiar con detalle todos los documentos y planificar muy bien con ellos. Es muy laborioso, pero tras tres años tenemos claras las direcciones que tenemos que tomar para dar cada uno de los pasos necesarios.

 

¿Stefano y tú trabajabais solos, o contabais con algún pequeño equipo de colaboradores?

La verdad es que casi todo el trabajo necesario para poner en marcha el proyecto de traer de vuelta los eventos lo hicimos Stefano y yo. Contamos con algunos ingenieros y especialistas para las cuestiones técnicas, pero esto es algo que hemos logrado juntos. Nos ha costado una barbaridad de horas de dedicación, pero precisamente por eso, por haberlo hecho todo nosotros mismos, conocemos todos los detalles que hay detrás de todo lo que significa Maggiora.

 

Aparte de Maggiora y el motocross, ¿a qué te dedicas profesionalmente?

Trabajé en el mundo de la ropa y la moda, pero mi pasión siempre ha sido el motocross y me encontré gestionando otra pista en la que se disputaban pruebas nacionales y que llegó, creo que en los 80, a tener una prueba a escala mundial. Maggiora está a poco más de cuarenta minutos de mi casa, nada lejos. Me gradué en Milán en Ciencias Económicas, mientras que Stefano trabajaba en Londres, en temas de diseño. Hemos tenido diferentes ideas para nuestro proyecto, y yo diría que nuestro trabajo en Maggiora está por ahora al 85 % de lo que tenemos previsto. Junto con los eventos también se lanzó el proyecto de Maggiora Park. Es una gran zona que se adapta tanto al motocross como a las actividades en BTT y motos y bicicletas eléctricas. También está el restaurante… Es mucho más que una pista de motocross, es un entorno ideal para los deportes de acción.

Maggiora

Maggiora

Haber gestionado anteriormente tu propia pista te debió ganar alguna experiencia organizando eventos…

Bueno, algo sí, pero MXGP es algo completamente distinto. Las visitas que nos realizó al principio de todo Nikos Gounaris, director de Youthstream, fueron muy valiosas para nosotros por su asesoramiento y por las soluciones que nos proponía. Por supuesto que de cara a nuestro primer Gran Premio no estábamos tan bien preparados, pero ese primer evento también fue increíble, muy emocionante. Tal vez había algo de desorganización, pero esto era parte del proceso que nos lleva a aprender continuamente a hacer mejor las cosas.

 

Volviendo de nuevo a los inicios… Cuando visitaste Maggiora y tomaste la decisión de continuar con el proyecto, ¿cómo encontraste las instalaciones?

¡Ja, ja! Maggiora era, básicamente, un montón de hierba y arbustos que lo cubrían todo. Sus alrededores estaban llenos de jabalíes y había gente que iba allí a cazar. Yo solía correr allí en 1999, cuando tenía quince años de edad, en el Campeonato Italiano. De joven siempre fue un sueño poder correr en Maggiora, así que verlo en esa estado me resultaba muy triste. Así que eso nos empujó a intentar arreglarlo.

 

El clima reinante en Maggiora durante el último Gran Premio no fue muy benigno, precisamente. Debió de ser un fin de semana muy complicado como organizadores…

¡Fue un fin de semana muy duro! Pero ahí aprendimos muchas cosas, concretamente cómo se deben manejar algunas situaciones en condiciones extremas. Tuvimos fuertes tormentas por la mañana, pero a la hora de la verdad, durante las carreras, el tiempo mejoró, ¡llegamos a tener más público que el año anterior! Es decir que el evento no fue malo desde el punto de vista de los espectadores, pero fue muy complicado desde el lado de la organización. El clima es el factor más importante de todos los que te pueden alterar un evento de este tipo, así que hay que estar preparados para los peores cambios repentinos. Maggiora no es el único recinto que puede sufrir problemas en caso de tormentas… Si vas a Misano, verás que los aparcamientos son enormes explanadas de hierba. Si hubiera llovido en Ernée durante el MXoN del año pasado, también habrían tenido que pelearse con problemas serios. En Inglaterra sucede lo mismo… Esto es inherente al mundo del motocross. En el supercross cuentas con instalaciones cubiertas y todo es distinto, pero si te mueves en espacios abiertos y mucho más grandes, todo es más complicado en caso de meteorología muy adversa. Me encantaría que todo el espacio alrededor de Maggiora estuviese asfaltado, pero no podemos arreglarlo de ese modo debido a que hemos de proteger su entorno natural. Eso sucede en tantos lugares… Así que el clima es algo a lo que se tiene que hacer frente, no hay más.

 

¿Cuánto ha de crecer vuestro equipo para organizar un Gran Premio?

Tenemos organigramas a distintos niveles. El equipo de dirección es de unas treinta personas. El cambio entre MXGP y el Motocross de las Naciones viene en cuanto a las personas involucradas en el paddock, la logística, las zonas de restauración o comerciales… Se requieren entre 500 y 600 personas, casi el doble que para un GP. Es impresionante, en el mejor de los sentidos, porque en Maggiora viven alrededor de 2.000 personas, ¡y más de 500 estarán trabajando con nosotros en el evento! Ya teníamos establecida una buena relación con la comunidad local por los anteriores proyectos, pero para el MXoN necesitamos aún más, y lo bueno es que la gente quiere ser una parte de ello, son voluntarios que desean estar allí. Así que todos ellos serán dirigidos por el equipo de treinta personas, a los que se une el personal de Youthstream.

 

¿Cuántos eventos por temporada suele haber ahora en Maggiora Park?

En cuanto a motocross hemos de tener cuidado con el ruido. Se nos ha permitido organizar más eventos que el año pasado; en ese aspecto hay que destacar que la Administración local se ha portado muy bien con nosotros. Disponemos de un máximo de veinte días anuales, lo que significa 4 o 5 meetings de carreras al año, a lo que hay que sumar que, por ejemplo, un día pueda querer venir HRC para una sesión de fotos o que KTM vaya a organizar una presentación de su gama para la prensa. Hace poco acogimos un muy buen evento, la presentación de la escuela de pilotaje de Jeff Emig y Jamie Dobb, enfocada a la preparación de carreras. Creo que podremos contar el próximo año con Ricky Carmichael haciendo algo parecido. Maggiora tiene historia y potencial, así que pretendemos seguir trabajando con eventos muy selectos, de primer nivel.

 

Cuando pienso en el nuevo circuito de Maggiora me vienen a la mente muchos momentos concretos: Tonkov, lanzando su moto para intentar alcanzar el podio en la primera edición,; el mítico duelo Cairoli-Paulin, el regreso de Febvre con el manillar doblado del pasado año… También hemos visto momentos muy duros, como el desafortunado incidente de Joel Roelants [el belga sufrió en 2014 una dura caída que terminó con su carrera deportiva]. Debes haber digerido ya un buen puñado de experiencias de lo más intenso…

Sí, las carreras aportan momentos muy emocionantes. La lucha de Cairoli y Paulin del primer año fue muy intenso, pero el accidente de Roelants fue el peor de los que hemos vivido en Maggiora, me entristece mucho. Estas cosas pueden suceder en este deporte, no puedes evitar que haya caídas. El año pasado, las cosas podrían haber salido mucho peor para Romain. Recuerdo cómo pilotaba con la moto con el manillar completamente doblado, sin frenos, y seguía haciendo saltos dobles. En ese momento pensé que entonces estaba realmente a otro nivel… Tuvo suerte, pero también fue muy bueno, extraordinario. Tras todo lo vivido, no veo el momento de que empiece el MXoN. Estoy seguro de que el equipo de EE.UU. querrá ese trofeo de vuelta a su casa, pero los franceses están muy fuertes. Creo que vamos a ver muy buenas carreras y a vivir momentos extraordinarios.

 

¿Quiénes fueron tus héroes?

Había muchos, por supuesto Jeff Emig era uno de ellos. Jeremy McGrath y Jean-Michel Bayle, también. Bailey, O’Mara y Ricky Johnson, porque crecí viendo los vídeos del Supercross de Anaheim de 1986. Alex Puzar, también, porque era tan salvaje… Mis primeros recuerdos de un evento de motocross de nivel vivido en persona vienen de Maggiora mismo, del Mundial de 1990, cuando Puzar rodaba tres segundos más rápido que el siguiente. No quiero olvidarme de Damon Bradshaw, también por su estilo agresivo, así como por su llamativa ropa, por todo. Al escuchar todas esas historias y ver el tiempo que hemos pasado disfrutando de todos esos monstruos me doy cuenta de que hemos sido muy afortunados por ello.

 

Así pues, ¿te emocionarás cuando llegue el domingo por la mañana del MXoN? Después de ver Maggiora como un territorio cubierto por los arbustos y que acabará abarrotado de público en espera de ver a sus ídolos…

Será un momento emocionante, sin duda. Como ya he dicho, somos gente apasionada, que conocemos y amamos profundamente este deporte. Creo que va a ser un momento especial, y el hecho de que nos hayamos convertido en los propietarios de las instalaciones y podamos finalmente disfrutar de lo que siempre resulta ser un acontecimiento único será algo genial para nosotros. ¡También tendremos otro MXoN en 2021! Tenemos un contrato a largo plazo, por lo que habrá muchas más carreras de primer nivel. Lo de este año será emocionante, pero estamos trabajando de cara al futuro, con la esperanza de hacerlo cada vez mejor.

Ahora imagino que estarás muy ocupado, que no habrá mucho tiempo para vacaciones. Supongo que llegarán después de la carrera…

Pues… Sí, pero justo una semana después del MXoN tendremos una carrera amateur organizada por Red Bull, que es el evento más grande de Italia para pilotos aficionados, ¡compiten más de 400 personas! Es genial, aunque esta era la única fecha disponible para programarlo. Así que, una vez finalice el MXoN, vamos de inmediato a ponernos a limpiarlo todo y a preparar el siguiente fin de semana. Lo mejor es que tanto pilotos como público disfrutarán de la configuración y de las instalaciones en las que hayan corrido los campeones la semana anterior. No va a ser fácil, pero debe ser algo especial. Y una vez pasado eso, nos tomaremos las vacaciones. Cuando uno trabaja en lo que le apasiona se vive todo de otra manera, así que no resulta ser un problema tener que esperar para tomarse un descanso.

Scott Prospect