HUGO ARRIAZU, CONDENADO! DEJA TU APOYO

77 0
24MX

Hugo Arriazu ha sido condenado a cuatro años de prisión por construir un circuito de motocross en un terreno protegido, ubicado en el municipio de Colmenar del Arroyo. El piloto de quad y padre del piloto del Campeonato de España de motocross, ha sido condenado por un delito contra la ordenación del territorio. El acusado inició la construcción de un circuito de motocross, que no llegó al finalizar debido a la denuncia interpuesta por los agentes forestales. La zona es utilizada por especies en peligro como el águila imperial ibérica o el buitre negro como lugar de campeo para alimentarse.

Desde el colectivo #PILOTOSNOPIRATAS se ha iniciado una recogida de firmas a la que te puedes unir AQUÍ con el siguiente comentario:

La condena de la Audiencia Provincial de Madrid es una de las mayores que se han impuesto por un delito de ordenación del territorio, un padre empieza a crear una pista de Motocross para que su hijo entrene y le denuncian.

Fox

Los hechos se remontan a 2011, cuando Hugo Arriazu inició las obras de construcción de la pista. Los agentes forestales denunciaron los hechos. El propietario ha reconocido que hizo “un pequeño movimiento de tierras” para levantar un circuito de motocross, pero en cuanto conoció la denuncia, en 2012, paró el proyecto que nunca llegó a finalizar.

El tribunal considera probados el movimiento de miles de metros cúbicos de tierra, la realización de desmontes y terraplenes con alteración del perfil de la ladera en la parte baja de la finca, la colocación de dos rampas móviles de estructura metálica no ancladas al suelo, además del aporte de tierras y su explanación en unos 6.000 metros cuadrados.

Todo ello sin “solicitar licencia”, puntualiza el escrito judicial, a pesar de que la zona afectada se encuentra dentro del entorno para el que la Comunidad inició en 2001 la tramitación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves) de los ríos Cofio y Alberche.

La defensa argumentó que las normas que regulan el espacio protegido no se encontraban en vigor. Y, aunque el Gobierno regional hubiera comenzado su tramitación en 2001, se trataba de un paso más de un decreto que se aprobó en 2010, pero que fue anulado en 2014.

La sentencia reconoce que la infraestructura no llegó a afectar gravemente a la flora y vegetación “al tratarse de matorrales de fácil recuperación”. Pero el informe pericial aclara que si pudo afectar a los territorios de caza para especies como el águila imperial ibérica, cigüeña negra, buitre negro, águila real, milano real, entre otras especies. 

Entendemos que se haya podido crear un daño que como recoge la sentencia no afecta gravemente a la flora y vegetación, aunque si lo hiciera algo a la zona de caza para especies de aves, aún así una condena muy dura por algo que se paralizó en el momento que se conoció la imposibilidad de hacerlo al recibir una denuncia. 

Pedimos vuestra firma para que llegue al Supremo y se quede como mucho en una multa económica también impuesta.

Gracias por vuestro apoyo, ayudadnos a parar esta persecución que sufrimos los apasionados de las motos que cada vez tenemos menos ayudas para practicar este deporte.

 

Scott Prospect