LARRAÑAGA, NOTICIAS DE OPTIMISMO

19 0
Fox

Iker Larrañaga ha pasado en Albaida uno de los perores fines de semana de su carrera como piloto. El actual campeón de España de MX2 abandonaba tras una caída en el primer viraje del circuito valenciano. Todo hacía presagiar a que se habría lastimado de nuevo la zona del acromio y clavícula del costado derecho, pero realmente no fue así. El vitoriano salió a la primera manga muy débil. Con síntomas febriles y todavía muy tocado por la lesión sufrida en el AMA Supercross de Anaheim II, afrontó lo que debía ser su defensa del título de vencedor en 2015, sin embargo, y tal y como nos explica él mismo, “no estaba en buenas condiciones de competir y, aunque no lo recuerdo muy bien, en cuanto noté el choque con un rival me fui al suelo. En condiciones normales no habría sucedido, pero estaba muy débil”.

Tras pasar revista por parte de sus servicios médicos, Larrañaga apunta que “lo único que ha pasado con la zona del acromio es que he retrocedido en mi recuperación, pero con tiempo y paciencia los dolores desaparecerán”.

Ahora el de KTM parará unos días y espera llegar a la segunda prueba del Nacional en Sanlúcar de Barrameda con el objetivo de continuar en su preparación para el Mundial 2016.

MXGP