PRADO: “EL FAVORITO EN EL NACIONAL ES LARRAÑAGA”

24 0
Fox

Acaba de volver de la biblioteca municipal donde se ha reunido con unos compañeros de clase para terminar un trabajo y se dispone a dar el último repaso al examen global de francés que tiene al día siguiente: “Tranqui, tranqui, que me lo sé muy bien”. Entre medias, un receso para hablar de su pasión, su vida y su futuro: el motocross. Tras el incidente de la semana pasada en el circuito de Lommel, que tanto asustó a sus seguidores en redes sociales con la foto de su cuello ensangrentado, la conversación tiene un comienzo obligado: “Estoy mucho mejor, sorprendentemente me he recuperado muy rápido y hoy he salido a montar en bici, he estado saltando y no me molestaba nada. Todo ha quedado en un susto, una caída tonta porque encontré mucha agua en una rodera y perdí el control y al caer deslicé el cuello sobre la cuerda que señaliza el circuito. La caída no fue fuerte, pero me quedé enganchado con la cuerda y lloré porque me dolía el cuello y veía sangre”. Precisamente esa caída ha servido para destapar una vez más la vieja polémica sobre la seguridad en los circuitos: “No tiene sentido que se marque un circuito con una soga, es muy peligroso y si te pasa eso mismo yendo a fondo te puedes llegar a matar. La F.I.M. se ha interesado por el problema y nos ha pedido a los pilotos y equipos que seamos firmes defendiendo nuestra seguridad.”
La cicatrización de la herida le ha forzado a descansar unos días, con lo cual llega al Campeonato de España, que comienza este fin de semana en Albaida, sin haberse podido entrenar: “Llevo casi dos semanas sin hacer moto, pero espero poder aguantar porque estaba muy bien de forma, además tengo muchas ganas de volver a competir y siempre me encanta volver a España. Me gusta el ambiente del Campeonato de España, aunque no me gusta del todo como preparan los circuitos. Además este año hay muchos pilotos inscritos, que es algo muy bueno para el motocross y que a mí me gusta para mejorar en los adelantamientos.”
-¿Te ves como favorito?
-“El favorito vuelve a ser mi compañero Iker Larrañaga. Yo siempre salgo a por todas y después del resultado de la única prueba que he corrido con la 250 el año pasado en Talavera y sabiendo que he mejorado mi forma física, espero estar delante en MX2. Este año sí me gustaría probarme en la superfinal con las 450 y competir con Butrón, Valentín y Zaragoza, pero no sé si va a ser posible en todas las carreras.” La de Albaida es la primera de las seis carreras del Nacional y sirve de pistoletazo de salida de la temporada. Para Jorge será el calentamiento, dos meses antes del comienzo de la temporada internacional.

LA EXPERIENCIA AMERICANA
En su renovación de contrato con Red Bull-KTM el gallego solicitó realizar sus pretemporadas en California en el seno del equipo oficial de la marca austriaca en Estados Unidos. De noviembre a enero Jorge estuvo entrenando motocross y supercross con los profesionales americanos: “Ha sido una gran experiencia, hemos trabajado duro, con mucha disciplina todos los días y con muy buen tiempo, que es importante para poder entrenar”.
-¿Te lo esperabas así?
-“En algunas cosas sí, pero en otras me he sorprendido, por ejemplo con los circuitos de supercross, son muy pequeños y estrechos, en televisión parecen otra cosa. También el nivel me ha impresionado, allí van muy deprisa, tanto los amateur como los pros, tienen un nivel más alto.”
-¿Hay algo que no te haya gustado?
-“Lo peor es que hay muy pocos pilotos en los circuitos y muy poco ambiente. En la calle pasa lo mismo, no ves a nadie, solo hay coches. Si ahora me pides que elija te diría que quizás me guste un poco más el supercross americano, pero también me gusta mucho el ambiente del Mundial de motocross y los circuitos de arena en Europa. Ah, y me gusta mucho la hamburguesa del in & out (carcajada).”
-¿Son tan distintos los circuitos?
-“Son muy rápidos, duros y con saltos grandes. Me gustó la pista de Pala y la de Competitive Edge. A mí me ha servido para coger más velocidad y desenvolverme mejor en terreno duro.”
-Y ¿qué tal con el supercross?
-“Es muy difícil al principio, se te atraganta el circuito y no tienes flow, pero cuanto más andas más te gusta, empiezas a enlazar y a disfrutar y cada día vas más rápido. Al final creo que no se me daba mal. También es verdad que es más peligroso.”
-¿Qué tal con los pros?
-“Estuve con muchos, con todos los de KTM, con el equipo Geico y con Tickle. Hacen todo muy rápido y aprendí mucho de ellos. Eso sí, cuando entrenábamos salidas no se me escapaban, se me dan bien porque es solo soltar embrague y acelerar y no importa tanto la experiencia. También me impresionó y me encantó el ambiente de mi equipo y su profesionalidad, me cuidaron mucho, tuve un mecánico muy bueno y gran persona, Joel, y trabajaron mucho con la moto, con las suspensiones de White Power, que para el supercross es vital.”
-¿Te ves corriendo pronto en Estados Unidos?
-“No lo sé, a lo mejor sí, pero habrá que verlo cuando volvamos al acabar esta temporada. El tiempo y los circuitos dirán…”

DEL 61 AL 32
Con las pilas cargadas después de esa intensa pretemporada rodando en California, Prado se ha incorporado ya a su rutina en Bélgica donde concilia sus estudios con los entrenamientos del equipo que ahora dirige el excampeón del mundo Joel Smets. Jorge estrenará este año categoría, pues tras ser Campeón de Europa de 125 c.c. pasa a 250 c.c. para disputar el Europeo y alguna prueba del Mundial. Con sus quince años recién cumplidos, algunos le señalan como uno de los favoritos: “No sé que pasará porque el nivel es muy alto, con muchos pilotos rápidos como el campeón Kouwenberg, Ostlund y todos los que vienen de 125 como Conrad, Renaux o Natzke. No me considero favorito, pero tampoco lo era el año pasado y mira como salió. Lo que sí sé es que voy a luchar al máximo y que he mejorado bastante en terreno duro y espero seguir siendo rápido en arena…Ya veremos”.
-Lo que sí sabemos es que no llevarás tú número, el 61 ¿por qué?
-“Es una pena, pero el Danés Olsen ya corrió con él en esta categoría y tiene preferencia sobre mí así que aunque lo hemos intentado, habrá que correr con el 32. Tampoco pasa nada, ya lo he visto puesto en la moto y queda bonito y es el de Justin Hill, que me gusta. Lo malo es que si me sale un buen año luego dudaré entre el 32 y el “SixT1”.
-Y es posible que debutes en el Mundial de MX2 ¿no?
-“Si todo va bien, al final de temporada podría salir en algunas mangas de MX2 para ir probando. Me apetece mucho y me gustaría arrancar primero en una manga para tener la foto delante de Jeffrey Herlings (risas)… No, en serio, todavía no puedo esperar mucho, claro que me gustaría estar entre los diez primeros, pero habrá que ver cómo está el nivel.”
En estos meses ha dado otro estirón y ya mide 1,70, suficiente para su nueva montura: “Ahora la dos y medio me está perfecta, solo tengo que coger más fuerza y no crecer mucho más, que no quiero ser un piloto larguirucho…” Si le dejamos podría seguir toda la noche hablando de motocross, con esa curiosa mezcla de niño inocente y piloto experto que Jorge todavía mantiene. Se va a dormir que mañana Jorge, el niño, tiene cole y luego volará a Valencia porque el domingo Prado, el piloto, tiene carrera. Atentos al 32.

MXGP