LOKET, CON TODO DE CARA PARA FEBVRE

138 0

Romain Febvre (Yamaha) lo tiene todo de cara en el Gran Premio de la República Checa para acercarse un poco más hacia su primer título de MXGP. El piloto francés no tendrá a su máximo perseguidor en la carrera por el triunfo final, el vigente campeón Antonio Cairoli (KTM), no hay comunicado oficial de la vuelta de Max Nagl (Husqvarna), cuarto en discordia, y Clement Desalle (Suzuki) probará si puedo o no rodar en el trazado de Loket. De este modo, las Honda de Gautier Paulin y Evgeny Bobryshev (segundo y quinto clasificados) se perfilan como los únicos que pueden hacer sombra a Febvre hasta el final de la temporada. Con 300 puntos todavía en juego, el ‘rookie’ de la categoría se enfrenta a un terreno checo duro y resbaladizo antes de abrir el fuego en la arena de Lommel, Mantova y Assen, citas para las que ha estado entrenando a conciencia en los últimos días aprovechando el parón tras la carrera de Kegums.

“Hemos llevado a cabo algunas pruebas de suspensiones en arena y, la verdad, es que los resultados han sido muy positivos. Hicimos cambios y nos han funcionado. Tengo que hacerlo bien sobre la arena y por eso estamos trabajando tanto”, explica. El equipo Yamaha ha mezclado el terreno de las pistas en los últimos días, ya que antes de llegar a la arena toca enfrentarse a la dura prueba de Loket, este mismo fin de semana.

Febvre no se baja del podio desde el Gran Premio de España. En Talavera de la Reina fue tercero, para repetir posición en Gran Bretaña y, posteriormente ganar en Francia, Italia, Alemania, Suecia y volver a ser tercero en Letonia. Sin duda, una progresión meteórica del que podría ser el próximo campeón del mundo de la especialidad y el primero en romper la racha triunfal de Antonio Cairoli.