VLAANDEREN, EL NUEVO DIAMENTE SUDAFRICANO -ENTREVISTA-

685 0

Calvin Vlaanderen se adjudicó el GP de Indonesia en la categoría MX2. El piloto sudafricano estrenó de este modo su casillero de victorias en el Mundial, en el que aún no figuraban ni una victoria de manga ni tampoco una victoria de GP. Pues bien, 2 en 1 para el piloto del Team Honda HRC, que se llevó la 2ª manga y con ello el triunfo en la general. Mucho se esperaba de Vlaanderen a principio de temporada, y aunque al principio le costó, parece que poco a poco va cogiendo el ritmo y está cada vez con más asiduidad en la lucha por las primeras plazas. Actualmente ya es 5º en la general del Campeonato. A continuación os dejamos con una entrevista que le pudimos realizar durante el MXGP de RedSand, en la que os acercamos un poco más al piloto sudafricano. Que la disfrutéis:

Texto: Xavi Francés / Fotos: JP Acevedo

Sudáfrica es un país peculiar. Lo es en muchos aspectos y también en el mundo del motor. Actualmente Brad Binder, el campeón del Mundo de Moto3 en 2016, es su piloto más destacado y encima compite en un Mundial, el de velocidad, que cuenta con una innumerable cifra de seguidores en todo el planeta. Antes, no hace tanto, destacaba un nombre como el de Tyla Rattray y lo hacía en el Mundial de Motocross. Hoy en día podemos decir que nuestro deporte vuelve a situar geográficamente Sudáfrica gracias a Calvin Vlaanderen, la primera espada del equipo oficial Honda HRC en el Mundial de MX2. Gracias a Honda España podemos disfrutar de una entrevista junto a este joven que tanto ha tenido que luchar por hacerse un hueco en este universo, y la realizamos en el marco del Gran Premio de la Comunitat Valenciana, que se celebró en RedSand MX Park. Y decimos que ha tenido que sacar la cabeza algo más que los demás, porque en el continente en el que nació tampoco es tan natural que un joven crezca encima de la motocicleta por mucho que Sudáfrica haya sido sede de Gran Premio en diferentes ocasiones.

Es por ello que desde muy joven siguió la frase de su padre y partió hacia Europa. Su progenitor le indicó que “si quieres seguir por este camino nos tenemos que mudar rápidamente”. Y así fue. Partió hacia Alemania y a partir de ese momento comenzó a sonar su nombre. Nacido el 24 de junio de 1996, ha sido campeón de Sudáfrica en 50, 85, Pro Miniclass y en 125, a la vez que en esta clase fue Top Ten en el Mundial de 2011, séptimo en 2012 y segundo al año siguiente, momento en que también fue tercero del EMX125. Asimismo, ha destacado en el ADAC alemán y disputó una temporada el EMX250 antes de dar el salto al Mundial de MX2 en 2015 con el equipo HSF Logistics del que ya nunca más se ha despegado. Seguidor de Chad Reed, tranquilo y afable, nos presta unos minutos de su atareada tarde en el trazado levantino.

¿Cómo te sientes a bordo de una motocicleta nueva como es la CRF250 RW?
Después del gran trabajo que realizamos en pretemporada, donde pusimos todos los ajustes a mi gusto, ahora mismo estoy muy contento porque es una moto muy competitiva y confortable. Está a la altura de las otras marcas y sus componentes son perfectos, por lo que estoy muy contento tanto con la moto como con el equipo, que es genial.

¿Qué objetivos te has marcado para esta temporada 2018?
La verdad es que me gustaría estar mucho más entre el Top 5 de los mejores pilotos de la categoría. No será fácil, pero hay que mantenerse al margen de las lesiones o de pequeñas cosas que te puedan hacer perder puntos. Creo que tengo la velocidad y la forma física, así que quiero y espero estar entre los cinco primeros al acabar la temporada. Necesito continuar trabajando cada día y, sobre todo, buenas salidas, porque son primordiales en este tipo de carreras.

Hay una gran diferencia de vida entre Sudáfrica y Europa… explícanos ¿cómo empezaste en el mundo de la moto?
Mi padre nos compró a mi hermano y a mí una motocicleta cuando tan solo teníamos cuatro años. A mí me gustó mucho y comenzamos a ir a varias carreras en la capital, Ciudad del Cabo. A partir de ese momento mi padre me dijo que si quería continuar por aquí lo que teníamos que hacer era irnos a Europa y probar suerte. Hay buenos pilotos en mi país, pero todo es muy caro y no es un deporte fácil de practicar. Tampoco quedan tantos circuitos y los que hay no están al mismo nivel de las que encontramos aquí. Así que me fui de casa a los quince años y al principio fue duro porque echaba mucho de menos a mi familia. Estaba completamente solo, pero ahora veo que valió la pena. Mi madre estuvo unas tres semanas conmigo pero luego tuvo que volverse para continuar trabajando. Fue duro porque tuve que aprender cómo sobrevivir (ríe) pero todo fue bien.

Te fuiste a Alemania, pero ahora ya no vives allí, ¿dónde estás en la actualidad?
Tenemos un wokshop en Holanda y esa es nuestra base. Desde allí dirigimos todos nuestros entrenamientos y preparamos al más alto nivel la competición.

Por lo tanto, te desenvolverás bien en la arena, ¿eres piloto de terreno duro o arenoso?
No sé porqué pero con la moto y sus suspensiones me encuentro mejor en las pistas duras, aunque cuando logre poner unos buenos settings estoy seguro de que sobre la arena también estaré cómodo, que al final es lo que debo de hacer como piloto mundialista que soy, lograr de estar bien en todos los terrenos que nos vayamos encontrando.

Eres un piloto alto, ¿has probado de rodar sobre una 450?
La verdad es que sí, en varias ocasiones en los entrenamientos. La verdad es que realmente me gusta mucho y a veces piensas… ¿ahora hay que volver a la 250? (ríe) pero todavía quedan dos años en los que tengo que luchar con todo para conseguir dar lo mejor para mi equipo.

¿Cómo ves el nivel este año de MX2 después de que varios pilotos ya hayan subido a MXGP?
El nivel es muy alto, pero hay una gran diferencia entre los tres primeros y el resto. Pienso que ellos están por encima. Un aspecto muy importante es el de poder arrancar entre los primeros, porque es todo tan competitivo que si logras imprimir un buen ritmo al principio puedes luchar por estar en las posiciones de cabeza.

¿Cómo fue tu debut en MX2?
En 2014 fue cuando tuve la suerte de tener la oportunidad de debutar en MX2. Corrí dos Grandes Premios y aprendí mucho. Al menos cogí experiencia de cara al año siguiente, 2015, que ya tenía que hacer todo el Mundial. No obstante, por una lesión solo pude disputar tres carreras a finales de año, la verdad es que fue mal la cosa. Asimismo, los infortunios en cuestión de lesiones siguieron porque en 2016 me perdí seis citas y el año pasado cinco más, esperemos que este año las cosas vayan mucho mejor.